¡REGENETARIANOS UNIDOS!

Cómo la Agricultura Regenerativa y el Movimiento por el Bienestar Animal Pueden Terminar la Agricultura Industrial, Restaurar la Tierra y Mitigar el Cambio Climático

Texto escrito por DAVID BRONNER

Artículo Publicado originalmente en el All-One Blog de Dr. Bronner's. 

 

Agricultura Regenerativa, Tierra y Atmósfera
La tierra es una maravillosa membrana viviente, crucial para la salud del humano y el ecosistema. Físicamente, la tierra nos sostiene y nos nutre, cada año trae cosechas y comida que nos alimentan a nosotros y a los animales. La tierra guarda agua, recicla nutrientes y es el absorbente de carbono más grande del continente. Pero literalmente estamos destruyendo este recurso que da vida. Las prácticas industriales de agricultura con uso intensivo de energía, involucrando el sobre uso de fertilizantes sintéticos y pesticidas, labranza excesiva y arado, fallar en cubrir con plantas la tierra expuesta, al igual que el sobrepastoreo, han sistemáticamente destruido el biota del suelo. Estamos oxidando grandes cantidades de materia orgánica de la tierra (MOT) y soltándolo al aire.
Las Operaciones de Alimentación de Animales Confinadas (OAAO) son el eje para la máquina de agricultura industrial. Estos producen el 95% de la carne de vaca, pollo, cerdo, huevos y productos lácteos en E.U.A bajo condiciones horrorosas, y consumen la mayoría de la soya y maíz convencionales intensivos en agua y carbón mientras que producen lagunas enormes de desechos. Más de la mitad de la tierra agrícola  estadounidense está dedicada a crecer cultivos para alimentar animales, estos cultivos se crecen con fertilizantes sintéticos de carbón y pesticidas que destruyen el biota del suelo y la vida salvaje lo cual no es el objetivo. Las OAAO y sus desiertos monoculturales de comida para ganado son como un millón de pozos de petróleo quemándose, destruyendo la fertilidad del suelo y generando grandes cantidades de gases de invernadero. 
Casi un tercio del exceso de dióxido de carbono en la atmósfera proviene de materia orgánica oxidada de la superficie agotada de la tierra en granjas negligentes y sobre pastoreadas, al igual que el cambio de usos de la tierra como la deforestación y el desagüe de pantanos que son impulsados por la agricultura. Aunque fuéramos a descarbonizar nuestra economía para 2050 con el sector de energía y transporte utilizando energía 100% renovable, aún tenemos un gran legado de carga de gases de invernadero que tenemos que bajar a 350 partes por millón (ppm) de CO2, para prevenir cambio climático catastrófico y la acidificación de nuestros océanos. La agricultura industrial también está matando cantidades masivas de vida silvestre, agotando globalmente acuíferos de agua dulce y creando en el océano zonas muertas de gran extensión debido al escurrimiento de nitrógeno sintético. 
Las buenas noticias son que podemos restaurar un biota saludable del suelo y reconstruir materia orgánica de la tierra a través de agricultura orgánica regenerativa que mantiene el carbono, almacena y retiene agua, proporcionará comida saludable para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos y también proporciona biodiversidad en el hábitat para la vida silvestre en un planeta que no estaría experimentando un cambio climático catastrófico.
 
Convertir los Principios Regenerativos en el Estándar
Recientemente, Carbon Underground publicó una definición para la agricultura regenerativa que presenta los siguientes principios:
  1. Minimizar el disturbio del suelo debido a labranza excesiva que afecta el biota de este y oxida la MOT; la labranza cautelosa es aceptable, dependiendo del contexto holístico general de una granja regenerativa y se le llama “labranza de conservación”.
  2. Los fertilizantes y pesticidas sintéticos alteran el funcionamiento del proceso de creación de un suelo saludable; el nitrógeno sintético en particular toma una gran cantidad de energía/combustibles fósiles para ser manufacturado y es el principal contribuidor de gases de invernadero en la agricultura industrial en adición al sabotaje de la fertilidad natural del suelo.
  3. Para aumentar la fertilidad, turbocargar la biología del suelo y conservar la tierra superficial: utilizar composta además de usar cultivos que cubren el suelo y mantienen el nitrógeno con raíces lo mas profundo posible.
  4. Manejar cuidadosamente rumiantes (como el ganado, ovejas, cabras, etc.) que pastan sobre los cultivos, de manera que promuevan la salud del suelo y el pasto. Los rumiantes definitivamente no deberían estar en lotes de alimentación siendo alimentados de maíz el cual nunca evolucionaron para comer en el primer lugar.
Estos principios son claros, esenciales y Dr. Bronner los ha adoptado. Sin embargo, estoy preocupado de que estemos limitando la agricultura a cosechas orgánicas en vez de impulsarla a su verdadero potencial de ser regenerativa. Deberíamos de guardar el término “regenerativo” como el estándar dorado  y como incentivo para la meta de verdadera agricultura holística “orgánica regenerativa” sin consumo de químico alguno. Si no lo hacemos, no existe incentivo para avanzar hacia la meta regenerativa y puede tomar un acercamiento más holístico que abarca también el bienestar de los granjeros y los animales. 
En particular, un estándar de “orgánico regenerativo” podría requerir que se reunan estándares de pastoreo para pollos y cerdos al igual que ganado rumiante, conforme dice la Asociación Animal Global (AAg) o las reglas Aprobadas del Bienestar Animal. Por parte de los granjeros, se podrían incorporar los estándares de Proyectos de Justicia Agricultural o algo similar. Adicionalmente, podríamos requerir que un 50% del alimento para ganado sea doméstico para incrementar  la demanda y suministro, mientras que se abre paso a proyectos regenerativos en el extranjero. Este podría ser un proceso relativamente simple y eficaz: tomar las reglas del Programa Nacional Orgánico como base, incorporar el reglamento existente de bienestar animal y los estándares de trabajo justo para agricultores, y formalizar los criterios esbozados por la definición regenerativa de Carbon Underground, en un proceso movido y alojado por Rodale y IFOAM (los originarios y custodiados del movimiento de regeneración orgánica). Las organizaciones sobre la mesa deberían de auto-seleccionar, basándose en el compromiso a la definición más extensa de “orgánico regenerativo,” una membresía o un mínimo de ingresos provenientes de agricultura regenerativa para la causa o de otra manera establecer su estatus de estrella regenerativa.
Si no, “regenerativo” se va a ir por el mismo camino que se fue “sustentable” y va a terminar significando lo que cada quien quiera que signifique. Ya hay signatarios de la definición de Carbon Underground que no están remotamente cerca de llegar al criterio de regenerativo. En la misma línea, me preocupa que las normas de la asociación “American Grassfed Association” sean a menudo enlazadas como “regenerativas”. De hecho, sin orgánicos como suelo, enormes cantidades de nitrógeno sintético y otros fertilizantes químicos e insumos se utilizan en praderas de pasto y forraje para el pastoreo directo.
  
Gabe Brown & White Oak Rock
En mi visita, Gabe habló de cómo este año se está moviendo por completo hacia agricultura orgánica regenerativa sin labranza en su rancho de Dakota del Norte donde crece todo el grano que necesita para sus aves de corral y cerdos sin fertilizantes sintéticos ni pesticidas. Hasta recientemente, empleaba un herbicida pero ahora está eliminando eso también, creando el camino y estableciendo el nivel a seguir. A través de cultivos que cubren la tierra superficial y labranza cuidadosamente manejada, Gabe no ha utilizado ningún fertilizante que no sea el natural de su granja durante más de 10 años, mientras que impulsaba la materia orgánica de su tierra a 5 veces lo que era.
White Oaks Pastures en Georgia ya hizo la diferencia con su operación de ganado de pastoreo rotando el ganado con otras especies (cabras, ovejas, pollos, cerdos) y debido a esto la salud del pasto y la materia orgánica del suelo es increíble.  A esta operación se le certificó con el nivel 5+,  el más alto por parte de la Asociación de Bienestar Animal por restaurar ellos solos la economía rural de Bluffton, pagándole a sus 130 empleados un salario digno. White Oaks Pastures le ha devuelto “el culto” a “agricultura”. El Fundador también construyó un matadero diseñado por Temple Grandin, certificado por Animal Wellfare Aproved, para maximizar el bienestar animal y minimizar su estrés durante transporte. Como dijo Will Harris, sus animales viven una gran vida en White Oak con un solo mal día. El cual asegura que no es tan malo como la pesadilla diaria que es una Operación de Alimentación Animal Confinada(OAAC) con sus prácticas de matar a los animales. En el infierno enjaulado de una OAAC, el mejor día del animal es su último, cuando finalmente lo sacan de su miseria. 
Mi visita a White Oak fue increíblemente productiva y emocionante, y nuestra compañía ha acordado abordar una aventura junto con White Oak para crecer alimento para animales de manera regenerativa en tierra seca como lo hace Gabe Brown, con su participación cercana. Dr. Bronner tiene experiencia extensa en proyectos agrícolas orgánicos regenerativos en los trópicos, de los cuales producimos los aceites de coco y palma, al igual que el aceite de menta en India y estamos ansiosos por embarcar en un proyecto similar en Estados Unidos. Todo nuestro equipo está emocionado por demostrar que lo que ha hecho Gabe en Dakota del Norte se puede hacer en el sur o en cualquier lugar: el grano para alimento puede ser crecido de manera orgánica regenerativa sin labranza, con costo de operación igual o menor al de la agricultura convencional una vez que se ha desarrollado suficientemente la materia orgánica del suelo. Los primeros años, la tierra agotada puede sanar, esto significa esparcir grandes cantidades de composta, sembrar múltiples especies de cultivos que cubran la superficie, y pastar rotacionalmente para traer la tierra de regreso a la vida. Después de los primeros años de cultivos de grano, nosotros probablemente tendremos que involucrarnos con labranza de conservación hasta que la salud de la tierra se recupere suficientemente, pero estamos seguros que eventualmente tendremos una operación orgánica sin labranza como la de Gabe en Dakota del Norte.
 
El Reto de Alimentar Cerdos y Pollos de Manera Regenerativa en Pradera 
Es importante que la gente entienda la diferencia entre rumiantes como las vacas, ovejas, y cabras y los monogástricos como los pollos y los cerdos. Los rumiantes son herbívoros que tienen un estómago capaz de digerir y extraer energía y nutrientes de pastos fibrosos y no requieren de grano o ninguna otra fuente de comida.  Manejados cautelosamente, los rumiantes pastando en la pradera pueden ser tan saludables para la pradera como lo fueron las manadas de búfalo que solían rondar por el continente. Por ejemplo, Patagonia se ha asociado con Wild Idea para producir la carne de búfalo para su producto de carne seca, proporcionando unidades de procesamiento móviles para cosechar los animales en el campo con un disparo de rifle. El truco es pastorear rotacionalmente en praderas de alta densidad y moverse frecuentemente, para no sobre pastorear ningún área, según la visión de Allan Savory acerca de la replica de como manadas salvajes de herbívoros se juntan y se mueven a través de la pradera debido a presión predatorial. El impacto animal es como el fuego: cuidadosamente manejado y controlado, puede ser una gran herramienta, pero manejado irresponsablemente en tierra no adaptada para el pastoreo se convierte en  un desastre. 
La visión de Savory acerca del manejo de tierra se está popularizando mundialmente ayudando a muchos rancheros a restaurar tierra degradada y agotada a través de un enfoque holístico de manejo de tierra que reconoce y emplea el impacto animal como una herramienta importante. Land to Market es el nuevo proyecto sólido de Savory para carne, leche, lana y cuero de rumiantes criados en pradera; Garantiza que la carne y leche que consumes proviene de un animal criado humanamente, alimentado con pasto y también asegura la regeneración de la tierra bajo manejo holístico. 
Sin embargo, Savory Institutes ha ignorado hasta ahora el problema de pollos y cerdos monogástricos que son mantenidos en los mismos ranchos que los rumiantes alimentados con pasto. La razón entendible pero no holística es que los monogástricos son omnívoros y no solo pueden ser alimentados con pasto: mientras que pueden forrajear y suplementar su dieta en una pradera con insectos, gusanos y semillas, su dieta permanece mayormente basada en grano. Ningún grupo de pollos en cautiverio podrá obtener más del 15% de su dieta de la pradera, y los cerdos no obtendrán más del 25%. Con la habilidad de moverse libremente y desenvolverse con sus comportamientos instintivos, sus requerimientos energéticos son superiores a los de un animal de una Operación de Alimentación Animal Confinada de tal manera que la misma cantidad de grano es requerida para llevar a los dos al peso requerido para matarlos. Desafortunadamente, por razones económicas, gerentes de operaciones que de otra manera serían holísticas, tienden a satisfacer ese requerimiento nutricional adicional de los monogástricos con soya y maíz como alimento u otros cultivos hechos de manera degenerativa.  
Si esta práctica continúa sin supervisión, y con una varita mágica liberamos a todos los pollos y cerdos de OAAC  y los movemos a una pradera, aun dependeríamos de y fallaríamos en; cambiar los extensos desiertos de monocultura que destruyen el suelo como lo son la soya y el maíz. Aves de corral y cerdos pastoreados contribuyen al secuestro de carbono y regeneración de la tierra en tanto que su propia comida se crezca bajo condiciones regenerativas. Mientras que son  importantes la felicidad de los animales, los empleados y la condición de la tierra, para los monogástricos, la comida y la condición de la tierra en las granjas donde se crece es donde está el verdadero impacto. Si el grano se crece de manera regenerativa como en el rancho de Gabe o al menos de manera orgánica entonces, bien. Pero si no, no deberíamos de llamar a esta operación “regenerativa.”
Toma nota que desde la perspectiva regenerativa el uso de comida que no está genéticamente modificada es un chiste: mientras que es bueno evadir OGM como el maíz y la soya, el maíz convencional no modificado se crece usando justo la misma cantidad de fertilizantes de nitrógeno y pesticidas tóxicas usadas para los cultivos genéticamente modificados. 
Hemos discutido nuestras preocupaciones con Instituto Savory en relación a la escapatoria monogástrica de su programa de certificación y esperamos que pronto incluyan todos los aspectos de un rancho bajo sus estándares para certificación: incluyendo monogástricos y ganado rumiante, y discutir que se crezca el alimento de los monogástricos bajo un sistema verdaderamente holístico. 
La demanda alta por aves de corral y cerdos pastoreados y su impacto neto en regeneración de tierra en granjas está bien ilustrado en el libro de Simon Fairlie. En su libro “Meat”  pone a Polyface y a su fundador Joel Salatin como un ejemplo (y Joel es un gran admirador de este libro): 
“Yo le escribí a Joel Salatin preguntando acerca de qué eran sus ingresos de comida y el fue tan amable como para responderme que la vaca era alimentada sólo de pasto, los pollos de engorde reciben el 15% de su alimento de la pradera, los pone huevos un poco más y los cerdos un 25%, aunque en una buena temporada pueden conseguir hasta el 100% de su comida de bellotas. Como uno lo esperaría, una porción considerable del alimento viene de otras granjas… sin importar que tan productivo sea Polyface, en cierto modo solo es media granja y no ayuda analizar el secuestro de carbono de solo una mitad, sin saber lo que pasa en la otra. En el caso de Polyface, si el alimento importado de otra granja se trata de un granjero responsable orgánico, muy bien podría ser que el secuestro de carbono de ambas granjas resulte en positivo. Pero en otra situación, podría ser diferente. Hay bastantes ganaderos que incrementan la productividad (tal vez inconscientemente) y la materia orgánica de su granja comprando piensos de un granjero químico que le ha quitado casi todo el contenido de carbono a sus campos…. a menos que  los esquemas de acreditación de contenido de carbono sean equipados con dispositivos de monitoreo mucho más sofisticados que el de tan solo tomar una muestra de la tierra una vez al año, podrían acabar premiando a granjeros que son parte de un ciclo agrícola que se equilibra añadiendo solo un poco de carbono al suelo, o incluso eliminándolo.”
Para ser claro, Joel y Polyface han hecho un excelente trabajo demostrando como una operación de ganado pastoreado puede florecer fuera del sistema OAAC y, aunque no lo han logrado aún, están bien posicionados para cerrar su ciclo alimenticio regenerativo y de manera local. Demasiada gente cree que las aves de corral y cerdos pastoreados se subsisten en gran parte de gusanos y semillas de la pradera y no se dan cuenta de que uno no puede llamar a una operación mixta de rumiantes y monogástricos regenerativa sin tomar responsabilidad por el origen del alimento proveniente de otras granjas.  
Gran parte del problema es la falta de alimento orgánico de calidad y a precio razonable en varias áreas de EUA, como en el sur, donde se crece gran parte del ganado del país. Para empezar a aliviar éste embotellamiento, Dr. Bronner’s, en asociación con nuestros aliados en New Growth Management,  planeamos hacer inversiones de impacto para construir plantas en las cuales podremos trabajar con granjeros de grano locales y ganaderos para convertirlos a las mejores prácticas orgánicas regenerativas. Hemos sido capaces de usar nuestras plantas de procesamiento de aceite en los trópicos para tener un impacto positivo en las vidas de miles de granjeros, y ansiamos tener un impacto similar con el cultivo y procesamiento de alimentos orgánicos en Estados Unidos. Nosotros también usamos nuestros recursos organizacionales para educar consumidores acerca de qué esperar y cómo identificar productos de pollo y cerdo verdaderamente regenerativos. 
Respetamos enormemente el progreso que han logrado todas las granjas de bienestar animal generando una alternativa a la máquina industrial que son los OAAC. Todos estamos en una camino hacia el objetivo holístico regenerativo. En el caso de nuestra propia empresa, estábamos orgullosos de los logros sociales y ambientales que habíamos alcanzado en nuestra operación de producción en Estados Unidos, pero nos dimos cuenta de que nuestro verdadero impacto regenerativo se deriva de nuestro abastecimiento de materias primas (coco, palma, oliva, menta y aceite de cáñamo). Estos ingredientes ahora vienen de pequeños proyectos de agricultura orgánica que practican agricultura orgánica regenerativa a varios grados, todos apuntando a tener mejoras en la fertilidad de la tierra y productividad. Nuestra decisión, en 2005, de cambiar nuestro suministro de materias primas a fuentes orgánicas de comercio justo es mucho más importante desde un punto de vista regenerativo que lo que hacemos en el proceso de manufacturación de estos materiales a jabón. 
 
Reduciendo los Números de Ganado a Niveles Sustentables
Para crecer comida regenerativa para alimentar al mundo, la población que tendríamos que controlar no es tanto la humana sino la de los animales que criamos para alimentarla. Estos animales convierten ineficientemente la energía de los cultivos (a proteína y a carne) que nosotros podríamos consumir directamente y más eficientemente. Pero en cambio, la población global de ganado está creciendo a un ritmo alrmante conforme se adapta el mundo en desarrollo a los hábitos insostenibles de consumo de carne en EUA, Europa y otras Naciones desarrolladas. Así como en los ecosistemas naturales salvajes, puede haber un balance regenerativo de animales y cultivos en nuestros ecosistemas agriculturales. Pero necesitamos reducir dramáticamente el número de cabezas de ganado reduciendo la cantidad de carne que consumimos, conseguir que los saquen de los OAAC y los integren a nuestros sistemas de una manera holística y balanceada, de tal manera que el flujo de alimento y la fertilidad estén balanceados con cosechas que reparen el nitrógeno al cubrir la superficie y que ya no estemos agregando nitrógeno sintético al sistema.
Un aspecto poco entendido del debate acerca de la producción de carne y la ética de comerla es la conversión ineficiente de las calorías y la proteína en forma de grano a proteína y caloría animal. Mientras las conversiones de proporciones de grano son controversiales y son engañosamente presentados en términos de peso de grano seco en contraste con el peso mojado completo y vivo del animal (incluyendo huesos, pesuñas, etc). Un análisis del Departamento de Agricultura de Estados Unidos hecho por Vaclav Smil en su libro Should We Eat Meat?, es credible en mostrar las siguientes conversiones: 
  Pollo Cerdo Res
Peso Seco de Alimento a Peso de Animal Vivo 2 a 1 5 a 1 10 a 1
% De Carne Comestible de Peso Vivo 60% 53% 40%
Peso Seco de Alimento a Carne (Mojada) Comestible 3.3 a 1 9.4 a 1 25 a 1
Conversión de Proteína de Planta a Carne Comestible 30% 10% 4%
Eficiencia de Conversión de Energía 15% 9.2% 3.6%
 
Consecuentemente, usar grano para alimentar la demanda global de carne ha llevado a deforestación masiva y a gastar tierras agriculturales de gran valor que podrían alimentarnos directamente. Una mejor alternativa en teoría, es alimentar a un número mucho menor de ganado monogástrico los subproductos de grano o algún desperdicio alimenticio; y sólo pastorear rumiantes en tierras no aptas para cultivos herbáceos o en cultivos de cobertura para fijar nitrógeno en rotación con cereales y otros cultivos. Smil y Fairlie recuerdan que  los rumiantes, aunque el 97% son engordados y terminan en lotes de alimentación de maíz, en la primera mitad de su vida consumen la mayoría de su dieta de pasto y forraje que los humanos no podemos comer, y que fácilmente pueden hacer lo mismo para la segunda mitad. Ellos también agregan que los pollos y los cerdos fueron criados tradicionalmente (y aún lo son en países en vías de desarrollo) con restos de comida y cosas incomestibles, y advocan este modelo para las operaciones modernas de pollos y cerdos en el mundo desarrollado.
Lo que Smil y Fairlie no cuentan es que las conversiones de proporciones de grano  a proteína animal están basadas en proporciones de alimentación óptima en términos de aminoácidos y nutrientes, y pollos y cerdos modernos están optimizados para prosperar en una dieta de maíz y soya en particular. Una deficiencia de tan solo un aminoácido o algún otro nutriente esencial altera el incremento de peso deseado dramáticamente. Ningún granjero de pollo o cerdo moderno puede alimentarse con demasiado desperdicio de comida, procesar los subproductos o otros alimentos nutricionalmente inferiores sin ver una gran disminución en el incremento de peso por unidad de alimento. Los pollos y cerdos, mientras que no son tan quisquillosos como los humanos, son omnívoros como nosotros y requieren de una dieta nutricionalmente balanceada y sufren las consecuencias si no la tienen. En una granja con enfoque en cultivos y no ganado, y donde pocos pollos y cerdos convierten desperdicio de comida a proteína animal comestible para uso local, no importa que tan ineficientemente sea la proporción de conversión de alimento.  Pero en una operación de ganado donde los cerdos y los pollos son el objetivo económico principal, los granjeros no pueden permitirse  usar alimentos de calidad inferior que alterarían el incremento de peso y su desempeño en general. George Monbiot, un prominente ambientalista fue inicialmente influenciado por la idea de Fairlie de que alimentar a los pollos y cerdos con desperdicios de comida era comercialmente viable en países desarrollados, pero más tarde se dio cuenta de que los ganaderos no lo harían y reafirmó los méritos de una dieta vegana en el mundo desarrollado.
Cuando consumimos productos animales, no solo deberíamos considerar el bienestar del animal. También debemos considerar las cantidades de cultivos de alimento que estamos consumiendo con ellos, su origen, impacto sobre el suelo y el costo de oportunidad, es decir si se hubiera podido crecer comida para humanos en esta tierra. Es crucial comer “mucho menos y mucho mejor” carne y escoger opciones orgánicas regenerativas ya que de otra manera magnificas todas las prácticas degenerativas de la agricultura industrial.
 La lógica detrás de criar rumiantes es que pueden pastorear en praderas que serían incapazces de crecer cultivos, y si fuera manejado holísticamente, también mejoraría la tierra, el funcionamiento del ecosistema y el secuestro de carbono en tierras agotadas. Pero es más importante que ellos puedan pastorear plantas (las que cubren la superficie y reparan el contenido de nitrógeno) que no sean productivas en rotación con cultivos de grano que impulsen fertilidad en sistemas mixtos de ganado pastoreado y cultivo, tal como el de Gabe en su Rancho y el que estamos planeando en White Oak. Aunque esta contribución de ganado a la regeneración de la tierra y la atmósfera no nos libra del requerimiento de reducir drásticamente nuestro consumo de carne. La carne de los rumiantes pastoreando hasta en las praderas más productivas no producen ni cerca a la cantidad de proteína que producen los cultivos de cereal, legumbres y frijoles por hectárea (4047 m2).

Próxima Generación de Alternativas a la Carne Basadas en Plantas y La Hamburguesa Imposible
La mayoría de las grandes alternativas a la carne basadas en plantas no son basadas en organismos genéticamente modificados, y apoyamos La Asociación de Alimentos Basados en Plantas al igual que el Good Food Institute, los cuales están promoviendo alternativas a la carne basadas en plantas. Smil discute en un artículo la crucial importancia que tienen las alternativas a la carne hechas de plantas en ayudar a disminuir el consumo de carne.  Él agrega que la carne de vaca alimentada en lote es la más costosa en términos ambientales y más de la mitad de esta carne se encuentra en la forma de hamburguesas; por lo que es importante concentrarse en reemplazar la hamburguesa convencional con una versión basada en plantas que tenga similar sabor,  textura y precio. En efecto, en años recientes hemos visto la introducción de mejores alternativas basadas en plantas, incluyendo Beyond Meat's Beast Burger y mas recientemente, The Impossible Burger.
La Imposible Burger es mayormente trigo non-GMO pero usa 2% hemo de levadura que es genéticamente modificado, el cual según ellos es el ingrediente secreto para una hamburguesa vegetal que empiece a aproximarse a la verdadera. La materia prima evidentemente no es genéticamente modificada pero no es revelada. He probado la Imposible Burger en la ciudad de Nueva York en uno de los pocos locales hipster que lo tienen; es excepcional y tiene increíble potencial para desplazar a mucha carne basura convencional de operación de alimento animal confinado en el mercado cuando sea vendida económicamente a gran escala. 
Dr. Bronner ha contribuido a la gran pelea de etiquetado de OGM y este hemo debería de ser marcado como tal. La realidad del OGM es que el 90% de la tierra usada para la soya en Estados Unidos está modificada para resistir grandes cantidades de herbicidas tóxicos como Glyphosate, 2, 4 D y Dicamba, he escrito extensivamente sobre cómo la industria de los pesticidas comercializa los OGM comercialmente inexistentes, como el arroz en el mundo en desarrollo que está enriquecido con vitaminas, con el fin de ocultar la realidad de que han diseñado nuestros principales cultivos alimenticios para que se saturen en los herbicidas que venden. Mucha gente que debió haber sabido mejor sucumbió a su propaganda.  Altamente recomiendo leer este excelente artículo sobre “Golden Rice” donde se muestra que tan fácil convencieron a una gran parte de la población, incluyendo prominentes reporteros científicos. Yo también soy escéptico sobre muchos productos simbióticos de próxima generación, que hasta ahora no se han revelado como OGM y se exhiben como productos naturales, esto va a causar que se les compre a menor precio a los granjeros de pequeña escala en el mundo en desarrollo (como es el caso con la vainilla simbiótica).
Dicho eso, los ingredientes simbióticos como la insulina para los diabéticos de E coli versus páncreas de vaca OAAC, o el 2% hemo que ayuda a hacer la hamburguesa alternativa tan buena que puede reducir significativamente el número de gente que consume carne de vaca OAAC, no es un mal uso de la tecnología. De hecho, elegir comer la Impossible Burger involucra mucho menos grano OGM, hormonas, antibióticos, y animales sufriendo que una hamburguesa OAAC. Las grandes cantidades de grano OGM que la gente consume indirectamente cuando comen carne, productos lácteos y huevos OAAC son lo peor: el vasto maíz y soya OGM cubiertos de pesticidas y fertilizantes sintéticos están destruyendo nuestros ecosistemas y tierra, alimentando a animales pudriéndose en jaulas. Necesitamos diferenciar entre aplicaciones de OGM que pelean con OAAC y los que lo perpetúan.
Obviamente los veganos y todos los demás deberían generalmente escoger comer hamburguesas vegetales hechas de legumbres y granos orgánicos regenerativos. Pero si la Impossible Burger es la única cosa en el menú a lado de la vasta selección de carne/queso/huevo OAAC que los omnívoros y vegetarianos son propensos a consumir (hasta los ilustres regenetarianos), entonces eso es una buena cosa. El enemigo común son las OAAC, y conseguir que la gente diga no a la carne, productos lácteos y huevos malos, ese es el objetivo principal.
 
Fertilidad en Agricultura Regenerativa
Un principio importante de la agricultura regenerativa es el uso de cultivos que cubran la superficie del suelo y mantengan nitrógeno en lugar de utilizar fertilizante sintético de nitrógeno. El fertilizante de nitrógeno sintético hecho en el proceso Haber Bosch de nitrógeno atmosférico consume grandes cantidades de combustibles fósiles, el 1% de la demanda de energía mundial, y es responsable por gran parte de las emisiones de gases de invernadero soltadas por agricultura convencional. El nitrógeno sintético y otros fertilizantes artificiales alteran y destruyen la biología del suelo que forma y mantiene materia orgánica de la tierra en su lugar. Contamina ríos sobre fertilizando plantas acuáticas y crea grandes zonas muertas en nuestros océanos, por ejemplo la desembocadura del Mississippi. 
En contraste a arreglar el nitrógeno con cultivos leguminosos que “inhalan” nitrógeno de la atmósfera y “arreglan” el suelo, proporcionando fertilidad para cultivos que se crecen en rotación. Dependiendo del suelo y las condiciones del clima, los cultivos de cubierta para superficie pueden ser crecidos cada año y pueden ser pastados por rumiantes que producen carne, leche, lana y cuero en un sistema regenerativo. Esto proporciona un ingreso que no compite con los principales cultivos en rotación. Dependiendo de la estrategia de cultivo, cada tercer o cuarto año se debería de crecer solo cultivos cubre superficie que recuperen el nitrógeno por ese año. Los cultivos cubre superficie simplemente pueden ser insertados a la tierra mecánicamente en vez de ser ciclado a través del sistema digestivo del rumiante y luego excretados a la tierra como su ancestro, a veces llamado agricultura “veganica.” Rodale Institute, en su juicio de sistemas de granja, evalúa el rendimiento a largo plazo de rotaciones orgánicas con cultivos cubre superficie: uno suplementado con estiércol animal y uno sin el suplemento y se compara con los cultivos convencionales fertilizados y manejados sintéticamente uno al lado del otro. El experimento compara el rendimientos del método orgánico con el convencional y concluye que el orgánico es más resistente durante la sequía o lluvia esporádica, un problema que incrementa con el calentamiento global. 
Desafortunadamente, muchas granjas orgánicas no están usando cultivos cubre superficie para enriquecer su tierra con nitrógeno y biomasa, y están dependiendo casi exclusivamente en estiércol animal de los OAAC convencionales para conseguir fertilidad, dejando la tierra expuesta gran parte del año. Esto no es regenerativo, los cultivos que cubren proporcionan fertilidad a la tierra, previniendo  la pérdida de tierra superficial y secuestrando carbono atmosférico, deberían usarse lo más posible. Al mismo tiempo, las fuentes de fertilidad fuera de las granjas deberían comprarse rigurosamente con el criterio regenerativo. El estiércol de vacas de lotes de alimentación o pollos enjaulados en OAAC no están bien y deberían de ser limitados.
La Agricultura biodinámica integra el ganado y los cultivos y ofrece un buen ejemplo de acercamientos regenerativos para generar fertilidad en la misma granja. La agricultura vegana donde no se utiliza ningún estiércol animal, también puede lograr  ser regenerativa con cultivos de cubierta y métodos de composta basada de plantas. El método de John Jeavons de Ecología Activa Biointesiva (Ecology Action Biointensive) a la agricultura orgánica en pequeña escala crece más comida y secuestra más carbón por unidad de área que cualquier otro método intentado. One Degree Organics es una marca emergente que se enorgullece de abastecerse de granjeros veganicos. Tienen muy buenos videos perfilando granjeros que valen la pena ver y estos son granjeros que o no tienen acceso directo a estiércol animal o filosóficamente no quieren usar estiércol proveniente de una OAAC para su fertilidad.  Algunos de estos granjeros integran ganado para pastorear sus plantas cobertoras en rotación y One Degree usa miel “Vegana” en algunos de sus productos. Estos granjeros veganos, como otros granjeros orgánicos, emplean métodos naturales para control de pestes, contra insectos y roedores que se comen sus cultivos, usando insectos predatorios y gatos, al igual que pesticidas naturales aprobados por el Programa Orgánico Nacional como el aceite de neem y rocíos de pyrethrum. Hasta la agricultura vegana involucra algo de sacrificio animal. Pero estos métodos son con cuidado y especializados y las granjas regenerativas orgánicas ofrecen un hábitat muy  diverso en el que la vida silvestre vive y prospera.

 
Agricultura Industrial y muerte de Vida Silvestre: Porque Comer Orgánico es una Prerrogativa Vegana
La agricultura orgánica regenerativa es mucho mejor que la convencional agricultura química en términos de impacto en el ambiente. Como fue mencionado, el escurrimiento de fertilizantes sintéticos causan grandes zonas muertas en el océano, mientras que los pesticidas sintéticos, especialmente los pesticidas neonicinitoides sistemáticos, tienen una habilidad impresionante para matar y persistir en el medio ambiente, matando insectos, pájaros, mamíferos y anfibios beneficiosos que no son el blanco del pesticida. Cuando se matan los predadores naturales de los pájaros e insectos, se aplican más pesticidas, lo cual es beneficioso para las compañías de pesticidas pero no para la salud del suelo, ecosistemas, trabajadores o consumidores del producto final. Insecticidas Neonicotinoides son la sospechada razón numero uno causante de desorden de colapso de colonia y muertes masivas de abejas, unos de estos insecticidas están prohibidos en la Unión Europea pero no en Estados Unidos. En Estados Unidos le agregan una capa al  maíz, la soya, el trigo y otras semillas convencionales que se van a  plantar, sean GMO o sean non-GMO; la agricultura orgánica certificada es la única garantía de que no se usen. Esto ilustra que una dieta vegana basada en cultivos crecidos de manera convencional puede ser mucho más dañino para las abejas y otros animales salvajes que no son el blanco. Comer comida regenerativa orgánica versus comida basada en plantas convencionales debería ser aceptada como una prerrogativa vegana, en consideración de la magnitud de muertes al nivel de ecosistema en que la agricultura industrial trabaja.
Por último, comer o abstenerse de productos animales es una decisión personal. He sido vegano por más de 20 años y permanezco comprometido a esta dieta y estilo de vida. Uno podría preguntarse porqué, si soy vegano, me estoy enfocando tanto en el ganado y los productos animales. Mi respuesta es que si sustancialmente reducimos y hacemos la transición de como crecemos y consumimos carne, productos lácteos y huevos, podríamos tener un impacto positivo en la vida y bienestar del animal, mientras que al mismo tiempo, permitimos que los animales sanen y regeneren la tierra que crece su alimento. Yo creo que también es imperativo apoyar a las familias de granjeros que mantienen a sus animales con un alto nivel de bienestar en su lucha contra la máquina de OAAC, que en torno ayudará a restaurar las economías rurales Americanas mientras que mitiga el cambio climático.
 
Eventos Regenetarianos 
Estamos avanzando en lo que llamamos “Alianza Regenerativa” entre la agricultura regenerativa y movimientos de bienestar animal. Durante Expo West, estuve en un panel después de una exposición de 30 minutos de una edición del documental “Kiss the Ground” que salió esta primavera y Dr. Bronner’s ayudó a financiar esta producción que presenta a regeneradoras estrellas de rock como Gabe Brown, Jeff Moyer entre otros, y explica como como la agricultura regenerativa recupera la tierra agotada y muerta, absorbiendo cantidades inmensas de carbono atmosférico y manteniéndolo en la tierra. David Vetter ha estado enseñando como se hace por más de 30 años en su granja en Nebraska, en donde integra ganado que pastorea cultivos de cobertura en rotación con cultivos de grano. El no ha importado ninguna fertilidad proveniente de otra granja desde mediados de los 90s.
Vi el clip de un documental llamado “Eating Animals” basado en el increíble libro por Jonathan Safran Foer, detallando los horrores de la agricultura en fábrica desde la perspectiva del bienestar animal, mientras que al mismo tiempo celebrando granjeros con un alto estándar de bienestar animal como el criador de pavos Frank Reese. Aaron Gross de Farm Forward estuvo en el panel junto con Michele Simon de Plant Based Foods Association, y Leah Frases de Compassion in World Farming estuvo moderando. Recientemente me junte con Leah afuera de Atlanta en mi camino a ver a Will Harris y su equipo en White Oak. Leah es vegana y lider de Global Animal Partnership, y aprecia el bienestar animal alto que existe en White Oak. 
Líderes del bienestar animal como Leah y Aaron están particularmente enfocados en genética de pollos de engorda ya que son el animal más consumido por número, y el híbrido Cornish Cross es el pollo más comúnmente criado hasta en las operaciones de pastoreo. Su apetito insaciable fomenta el crecimiento anormal de su pecho y todo tipo de problemas horribles de salud y estos pollos apenas pueden caminar cerca del final de sus vidas. Gracias al gran progreso que se esta haciendo, no solo con Whole Foods pero grandes compradores de servicios alimenticios y Chipotle ya se comprometieron a conseguir animales de crecimiento más lento y con un bienestar mayor.
Lo que es interesante es el consenso emergente entre los líderes del bienestar animal que la carne de vaca pastoreada y terminada es probablemente la mejor fuente de carne desde una perspectiva de bienestar animal, lo cual sinergiza con el énfasis del movimiento de agricultura regenerativa sobre remover ganado de los lotes de alimentación y pastorearlos rotacionalmente en lugar de en pradera exclusivamente, o sobre cultivos de cobertura en sistemas agrícolas de pradera mixtos.
 
Regenetarianos Unidos Podemos Cambiar el Mundo
“El mundo entero es un jardín y que tan maravilloso lugar podría ser, si todos cuidamos nuestra parte de la tierra, nuestro jardín.”~Voltaire
Como consumidores, todos somos granjeros decidiendo qué tipo de sistema de agricultura existe en la tierra que nos alimenta: nuestro plato es nuestra granja, nuestro tenedor es nuestra horqueta, nuestro cuchillo nuestro cuchillo de sacrificio. Un tercio de la superficie de la tierra esta cubierta de tierras arables. Prácticas regenerativas pueden restaurar la salud de la tierra y materia orgánica relativamente rápido. Entre 5 y 10 años. Si cada quien toma responsabilidad por su sección del jardín como consumidor, a escala global podemos crear un impacto en mitigar el cambio climático, trayendo de regreso el carbono de la atmósfera perdido de la tierra y manteniéndolo en la forma de materia orgánica estable. 
¿Elegimos comprar de granjas orgánicas que crecen nuestra comida regenerativamente? ¿Comemos menos y mejor carne, lácteos, huevos de animales pastoreados? O ¿regresamos al default inconsciente e insostenible? No podemos controlar a todos los demás pero podemos controlar qué tipo de comida comemos de nuestra granja extendida, nuestro jardín extendido. O elegimos agricultura sustentable que respeta la vida animal y se integra con ecosistemas naturales o la maquina industrial cruel que alienta grano intensivo en carbono a animales en jaulas mientras que desgarra al medio ambiente y nos llevan al borde del acantilado del cambio climático. Nuestra decisión dietética puede ser saludable y regenerativa o insalubre y degenerativa, sin importar el ser omnívoro o vegano; la clave es si comemos menos y mejores productos animales y si nuestras decisiones regeneran la tierra o no. Yo creo que es imperativo que todos los regenetarianos consideren los siguientes tres principios: 
  1. Omnívoros y vegetarianos regenetarianos estén dispuestos a gastar más para y comer menos de: carne, lácteos y huevos provenientes solo de animales pastoreados y alimentados apropiadamente.
  2. Un Boicot a la “Mala Carne” es un carácter distintivo de un regenetariano. Animales criados en OAAC alimentados con grano convencional intensivo en carbono y agua son un desastre ambiental y ético. Ineficientemente convirtiendo proteína y calorías de planta a animal, especialmente en el caso de lotes de alimentación (vs pastoreado) de vaca.
  3. Los veganos regenetarianos se comprometen a comer grano regenerativo orgánico, legumbres, vegetales y modelar la disciplina de su sus camaradas omnívoros regenetarianos para decir no a la carne mala. La escala de muerte que atiende el sobre uso de pesticidas sintéticos y fertilizantes en la vida silvestre -que no es el blanco en sistemas de agricultura convencional- hace  imperativo comer de manera regenerativa.
Por último nosotros, los consumidores, somos los únicos que movemos la máquina de agricultura industrial. Debemos de tomar responsabilidad de rebalancear el ciclo de vida y muerte en el mundo natural. Reingresar ritmos naturales, conectarnos a la tierra y asegurarnos de que nuestras decisiones dietéticas sean sustentables y promuevan una tierra saludable.
 Para todos los que creen en el poder de la agricultura regenerativa para restaurar  el suelo y balancear la tierra, recomiendo que se vuelvan un regenerador. Para empezar, sugiero que sean veganos 21 días para aprender cómo vivir con una dieta regenerativa orgánica basada en plantas fácilmente y después:
  1. Reintroducir un nivel más bajo de carne, lácteos y huevos. Comer solo carne, lácteos y huevos certificados por la Asociación Animal Mundial con un puntaje de 4 o 5 (pastoreados); aprobado por Bienestar Animal: y asegurarse que esté certificado bajo los estándares Orgánicos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.
  2. Conocer tus granjeros locales que críen animales humanamente en pradera al igual que usen alimento orgánico/pasto solamente y comer solo carne, lácteos y huevos de ellos.
  3. Manténte completamente vegano.
También le recomiendo altamente a la gente que lea el increíble ensayo corto de Wendell Berry The Pleasures of Eating que concluye la muy bien presentada colección de ensayos de Berry, de Michael Pollan : Bring it to the Table: On Farming Food.” En mi opinión, su ensayo hace un mejor trabajo de decir lo que yo estoy intentando decir aquí, y la fuente de la frase comúnmente usada por Michael “comer es una acción agricultural.” También chequen este gráfico intenso que armamos aquí en Dr. Bronner’s con fotografías de We Are Eating the Planet Alive de National Geographic, otra fuente crucial fue Project Drawdown de Paul Hawken que le da un rango a todas las estrategias de mitigación de cambio climático, y pone a la agricultura regenerativa junto con la restauración de pantanos en el primer lugar. 
En conclusión, la quinta labor de Hércules fue limpiar en un día el nivel imposible de estiércol y mugre que cubría el piso de los establos del Rey Augías, que no habían sido limpiados en décadas. El rey por supuesto estaba confiado de que Hércules no lo podría hacer, pero Hércules cavó dos canales y cambió el curso de un río que limpió los establos instantáneamente. Por la analogía, la Máquina Industrial OAAC se ve demasiado grande para sobrepasar: billones de animales sufriendo en jaulas con su alimento intensivo en carbono y lagunas de estiércol que arrojan gases de invernadero al aire como un millón de pozos de petróleo quemándose. Pero los movimientos de agricultura regenerativa y bienestar animal, trabajando juntos en solidaridad, cavando y coordinando sus canales respectivos, podrán inspirar suficiente gente para elegir comida de granjas  y ranchos regenerativos, y decir no a los malos productos OAAC. Alcanzaremos un punto de cambio global en el que recanalizaremos flujos planetarios de energía que pasan a través de las granjas del mundo a nuestras bocas. Limpiando la inercia de nuestros corazones y de nuestras mentes limpiaremos las fábricas OAAC fuera de nuestros platos y fuera de la faz de la tierra. 

 

David Bronner es el  Cosmic Engagement Officer (CEO) de Dr. Bronner's, nieto del fundador de la compañía, Emanuel Bronner, y quinta generación de jaboneros. Es un vegano dedicado que disfruta del surf y de bailar hasta las altas horas de la noche.

 

 


Dejar un comentario