En el 2007 Dr. Bronner’s ayudó a fundar Serendipol, su empresa hermana en Sri Lanka que desde entonces se ha convertido en el proveedor más importante del mundo de aceite de coco orgánico con comercio justo. Serendipol trabaja con más de 1,200 agricultores que cultivan 21,000 acres, emplea a más de 250 trabajadores y personal profesional en su fábrica en Kuliyapitiya y procesa hasta 30 millones de cocos al año. Pero estos números no cuentan toda la historia.

Desde el inicio del proyecto, el personal de Serendipol junto con los asesores técnicos de Dr. Bronner’s han estado buscando formas de mejorar la manera en que se cultiva la tierra. La agricultura orgánica regenerativa se ha convertido en una pasión y en un principio que nos guía: mantiene la promesa de cultivar cultivos de una manera que enriquece el suelo, promueve la biodiversidad, mejora el rendimiento del campo, regresa el carbono atmosférico a la tierra y es más resistente a las condiciones cambiantes que vienen con el calentamiento global. La implementación de métodos orgánicos regenerativos en nuestras granjas de Serendipol es una prioridad, y cuando la Certificación Orgánica Regenerativa complete su fase piloto, esperamos que el Aceite de Coco Orgánico de Serendipol pueda exhibir con orgullo el sello de Certificación Orgánica Regenerativa.

Esto significa que los oficiales de campo agrícolas de Serendipol están trabajando continuamente con los agricultores para educarlos y entrenarlos en técnicas orgánicas regenerativas. Todos los nuevos agricultores pasan por un programa de capacitación sobre prácticas orgánicas, estándares de comercio justo y selección de cocos para las plantas de semillero, las capacitaciones anuales son obligatorias. Además, una parte del fondo de comercio justo pagado por los clientes de Serendipol se utiliza para suministrar composta y mejores plántulas de coco a los agricultores, lo que los convierte en agricultores orgánicos regenerativos exitosos. A continuación describimos técnicas de cultivo que implementan los agricultores de Serendipol y que ellos mismos han identificado como técnicas cruciales para su éxito.

 

Usar cáscaras de coco y hojas como mantillo

El primer paso para procesar los cocos es quitarles la cáscara externa suave. Parte de estas cáscaras se vende y utilica para fibra cuerdas o para hacer tapetes. El resto, generalmente cáscaras chicas o con defectos, se devuelven a las granjas. Ahí se utilizan como mantillo para cubrir la base de las palmeras porque absorben mucha agua y son ricas en potasio. Cubren el suelo que rodea a los cocoteros, retienen el agua, evitan la evaporación y permiten que el potasio se filtre hacia el suelo donde puede nutrir a los cocoteros.

Con el cambio climático, los agricultores de Sri Lanka enfrentan un clima impredecible: sequías más largas que se alternan con aguaceros torrenciales que pueden inundar y erosionar la tierra. El uso de estas cáscaras esponjosas para la protección del suelo y el almacenamiento de agua es una técnica tradicional utilizada por los agricultores de Sri Lanka. Muchas veces, las cáscaras también se entierran en el suelo cerca de los árboles. Con tantos cambios en los patrones climáticos, es esencial encontrar métodos para conservar el agua durante los períodos de sequía y canalizarla adecuadamente durante los aguaceros. Las hojas de palma

que se secaron y cayeron al suelo también se recolectan y se usan como cobertura adicional  para el suelo.

Las hierbas también se pueden usar como mantillo. En climas tropicales, las hierbas y los arbustos crecen rápido, especialmente durante la temporada de lluvias. Los agricultores de Serendipol cortan la maleza regularmente, ya sea con machetes o con tractores. La maleza cortada se utiliza como mantillo para cubrir el suelo, esto reduce la erosión y regresa la biomasa al suelo, de manera que aumenta la resistencia del suelo a la sequía y las inundaciones.

 

Reemplazo de árboles viejos con plántulas nuevas

Muchas de las granjas de Serendipol tienen árboles viejos que se vuelven menos productivos a medida que envejecen. Para motivar a los agricultores a reemplazar estos árboles y aumentar sus rendimientos de coco, Serendipol inició el reemplazo gradual de estos árboles con plantones productivos de variedades locales a partir del 2013.

Inicialmente, Serendipol hacía plántulas en su propio vivero. Ahora la empresa subvenciona las plantas de semillero del vivero de la Mesa de Cultivo de Coco. Las plantas de semillero se siembran entre los árboles donde reciben suficiente luz para desarrollarse. Una vez que tienen la edad suficiente para producir nueces, se eliminan los árboles viejos vecinos.

 

Sistemas de cultivo mixto y pastoreo

Varios agricultores practican el cultivo mixto donde se siembran bananos, piña, jengibre, canela, pimienta negra y otras plantas entre los árboles de coco. Los cultivos están diseñados de manera que se ajustan a las necesidades ecológicas de cada planta, las plantas más cortas crecen a la sombra de los árboles más altos. Esta técnica aumenta la biodiversidad, reduce la presión de las plagas y aumenta el secuestro de CO2 atmosférico en el suelo. Debido a que los cultivos se siembran más densamente, esto también genera ingresos adicionales por acre para los agricultores.

Más de la mitad de los agricultores de Serendipol también tienen ganado en sus tierras donde se les permite pastar en la maleza y el pasto que crece junto a los cocoteros. Esta es una forma efectiva de convertir la maleza y el pasto en estiércol, estimular el crecimiento de las raíces de las plantas y apoyar aún más el secuestro de CO2 en la biomasa. Algunos agricultores también producen su propia composta utilizando estiércol y biomasa.

 

Poniendo en marcha los fondos de comercio justo

Los agricultores no solo reciben una prima orgánica por sus cocos sino que también reciben una prima adicional de comercio justo pagada por los clientes de Serendipol, ésta se deposita en un fondo y el Comité de Comercio Justo, compuesto por agricultores, trabajadores y oficiales de Serendipol, se reúne regularmente para discutir cómo se utilizarán los fondos, identifica las necesidades de la comunidad y trabaja para cubrirlas.

El Fondo de Comercio Justo de Serendipol ha financiado una serie de proyectos de infraestructura, médicos y educativos. Los Fondos de Comercio Justo se han utilizado para construir infraestructura vital en comunidades marginadas, como puentes, carreteras y electricidad, así como para comprar equipo médico crítico para hospitales y clínicas en regiones rurales más remotas. Hay otros proyectos que benefician a los agricultores de manera  directa, proporcionándoles botiquines de primeros auxilios que pueden mantener en la granja o pozos en su propiedad para que tengan fácil acceso al agua dulce.

 

Ofreciendo esperanza para las comunidades locales y los desafíos globales

La agricultura orgánica regenerativa se basa en la idea de que el suelo, las plantas, los animales y las personas de una granja forman parte de un mismo sistema interconectado. Para que el sistema prospere en conjunto, todas sus partes deben estar suficientemente nutridas. Desde esta perspectiva, los principios de comercio justo son una parte indispensable de la agricultura orgánica regenerativa. Un sistema que sustenta plantas y animales pero explota a las personas no es un verdadero sistema sostenible.

Para los agricultores de Sri Lanka, las prácticas orgánicas regenerativas tienen que producir resultados tangibles para ser más ampliamente adoptadas: mejores rendimientos, eliminar la exposición a pesticidas, más resistencia al cambio climático y más ingresos. Su preocupación no es el cambio climático en abstracto, sino las condiciones cambiantes que ya se sienten y están afectando sus medios sustento.

Un sistema que se pueda adoptar de manera amplia y económica también es crucial para el desafío global de secuestrar carbono y mitigar los peores efectos del cambio climático. Los agricultores de pequeña escala son la norma en todo el mundo, no la excepción, entonces cualquier sistema de agricultura sostenible carece de sentido a menos que pueda atraer y ser adoptado por pequeños agricultores. Serendipol está demostrando que la adopción generalizada de prácticas orgánicas regenerativas es posible y que existe la esperanza de crear una agricultura que restaure, en lugar de agotar, nuestra Tierra frágil.

Las entrevistas de campo para este artículo fueron realizadas por Nalaka Adikara y traducidas por Sonali Pandithasekera (CFO de Serendipol). Rafi Loiederman (Editor de contenido en Dr. Bronner’s) realizó la redacción y edición adicionales.

AUTHOR PROFILE

Gero Leson

Gero Leson es Vicepresidente de Operaciones Especiales en Dr. Bronner´s. Desde 2005, ha sido responsable de la obtención, por parte del Dr. Bronner’s, de sus principales ingredientes de proyectos certificados de orgánicos y comercio justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario